Las colonias afectadas sufren desabasto de víveres básicos – México Conectado


Las colonias afectadas sufren desabasto de víveres básicos

Tras el sismo que causó más de 200 muertos en Puebla, Morelos, Edomex, Guerrero, Oaxaca y la Ciudad de México, las colonias más afectadas viven desabasto de víveres básicos, después de que muchas farmacias, autoservicios y tiendas de conveniencia cerraran sus puertas, y otras siguieran trabajando pero de manera limitada. En la Ciudad de México, algunas de las zonas más dañadas, como Colonia del Valle, Condesa y Roma, sufrieron largos cortes de energía eléctrica, por lo que las cadenas de tiendas y autoservicio cerraron sus puertas como medida de seguridad, para evitar saqueos. Sin embargo, ante la necesidad de víveres, y pese a no contar con energía eléctrica, los empleados de algunas tiendas de conveniencia como OXXO y 7-Eleven abrieron sus ventanillas para ofrecer productos básicos como pan, agua embotellada, refrescos, pilas y papel higiénico. Para adquirir productos solo se aceptaba pago en efectivo, pero las largas colas no desanimaron a los clientes que acudían para comprar los productos que posteriormente llevarían a los voluntarios que apoyaban en las labores de rescate. Al no tener luz, los encargados de OXXO y 7-Eleven atendían a través de las ventanillas, apoyados por las lámparas proporcionadas por los clientes.

Uno de los encargados de un 7-Eleven contó a Expansión que decidieron cerrar las puertas, luego de reportes de saqueo en una sucursal cercana a Parque Delta, pero que al entender la gravedad de la situación, y que las personas necesitaban agua y comida, decidieron seguir atendiendo.

Los clientes acudían a las tiendas con carritos de supermercado para llenarlos de víveres, sobre todo agua embotellada, refrescos y lonches.
A las 10 de la noche, algunas de las cadenas ya registraban desabasto de algunos productos, como refrescos de Coca-Cola, pan Bimbo (dulce y de caja), atún, lonches preparados y baterías. Por la mañana, algunas de las unidades que habían cerrado ya se encontraban abiertas de nuevo, aún no contaban con sistema de pago por tarjeta y seguían faltando muchos productos.

El Sumesa cercano a uno de los edificios dañados en Gabriel Mancera y División del Norte también cerró ayer, y hasta hoy reinició operaciones. Ahí sí había pagos con tarjeta y las colas de pago eran largas. Una de las cajeras señaló que, al parecer, eran compras de pánico, pues los productos más adquiridos era comida enlatada y paquetes de agua embotellada.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo ( Concanaco) pidió a la población no realizar compras de pánico. El abasto de víveres está asegurado, afirmó, si bien aún no se han reabastecido las tiendas. Varios empleados de OXXO, 7-Eleven, Sumesa y Superama, entrevistados por Expansión, confiaron en que todo se regularice en las próximas hora.
Soriana informó que su sistema de distribución no sufrió afectaciones, por lo que el suministro y el abasto de productos continuarán con normalidad. Una de las unidades de Soriana en Taxqueña sufrió daños durante el sismo, pero ningún empleado salió herido.

La empresa entregará 10,000 paquetes de alimentación a través de la Cruz Roja y habilitó un total de 62 centros de acopio para recibir artículos de primera necesidad e higiene. Además, la Central de Abasto y los 329 mercados públicos de la Ciudad de México se comprometieron en un comunicado "a mantener el abasto de alimentos a los precios normales y no aprovecharse de la situación que se presenta en esta ciudad".